Ferragamo-Transicion al amparo familiar

FERRAGAMO: TRANSICIÓN AL AMPARO FAMILIAR

FERRAGAMO

TRANSICIÓN AL AMPARO FAMILIAR

AMOR. Sería la palabra más indicada para comenzar a relatar la historia de una empresa familiar que durante décadas de labor paciente, ingenio y creatividad sin límites ha sabido combinar la humilde profesión del zapatero con el diseño minucioso y el lujo extraordinario que ha evolucionado en un verdadero Arte (llegar a fabricar unas zapatillas de oro puro perfectamente funcionales no lo puede presumir cualquiera). Hablamos de la firma Ferragamo, nacida por iniciativa de un italiano de orígenes más que humildes.

Es precisamente el Amor (a la elaboración de zapatos, primero, y luego a una de sus hermanas), lo que motivó a Salvatore Ferragamo a fabricar su primer par de calzado a la edad de 11 años. El artículo fue el par de zapatillas que la afortunada utilizó el día de su boda, ¡otra expresión del Amor!

Ferragamo-Transicion al amparo familiar

PASIÓN POR UNA PROFESIÓN

Eran los inicios del Siglo XX, y el niño-zapatero-artesano supo más que nada que su vida entera se dedicaría a calzar los pies de otros, intuyendo ya desde entonces que la perfección y el buen gusto deberían acompañar este oficio injustamente denostado en la Historia. Siguiendo a dos de sus hermanos emigrados a Estados Unidos, Salvatore, un aprendiz todavía, parte a los 16 años hacia esa tierra de ilusiones emprendedoras.

Y nuevamente la intuición fecundísimamente creadora del zapaterito le da la clave: Estados Unidos ya fabrica zapatos de manera industrial, pero el diseño y producción en masa provoca una homogeneización altamente dolorosa para los pies de los consumidores, ya que las medidas estándar no siempre calzan perfectamente en los pies cada uno.

Un golpe de suerte lo impulsa: uno de sus hermanos lo pone en contacto comercial con una de las primeras compañías productoras de películas norteamericanas, que le encarga un pedido de botas vaqueras para una de sus producciones. Pronto, guiados también por su olfato genial, los estudios cinematográficos norteamericanos voltean a un pequeño poblado llamado Hollywood, y mudan su actividad hacia el desconocido lugar. Ferragamo decide seguirlos, ¡y el Cuento de Hadas en la Fábrica de Sueños comienza su maravilloso andar!

ESTAR EN EL LUGAR CORRECTO

¿Quién puede presumir de haber calzado al Faraón de Egipto, a Alí Babá y sus cuarenta ladrones, y al mismísimo y bíblico Profeta Moisés?

Pronto, muy pronto, dada la calidad artesanal de Ferragamo y su taller de zapatería, junto con una labor ininterrumpidamente innovadora y creativa, igual que su obsesión por el confort personal (Ferragamo sacaba moldes y hormas perfectamente ajustados con las medidas anatómicas correctas de ambos pies de sus clientes), el Éxito llegó a la firma y a su fundador. “El zapatero de las estrellas” (llegó a calzar en la vida cotidiana a princesas verdaderas, y a princesas y reinas de la pantalla como Audrey Hepburn y la mismísima Marilyn Monroe) estaba en la cima.

No se crea que el éxito se redujo a su vínculo con Hollywood. Ferragamo, en su inagotable genio, fue realizando mejoras e innovaciones en el Arte y la Industria del Calzado mundial, llegando a patentar 350 de sus ideas, y a realizar 20,000 diseños diferentes. Arte e Industria fueron avanzando de la mano con el crecimiento de este incansable creador, en cuyo taller se daba cita lo mejor del jet set internacional y las grandes estrellas de cine.

ARTE PORTABLE

A finales de los años 20’, sus zapatos ya habían alcanzado categoría de verdaderas obras de arte en cuanto al diseño y la arquitectura de su elaboración. Nunca ajeno a los movimientos del Arte y la Cultura del mundo, intentar mostrar esos vaivenes artísticos y culturales a través de sus creaciones requería la colaboración de artesanos hábiles y experimentados; Estados Unidos no se los podía proveer, y nuevamente el instinto comercial y artístico de Salvatore vino en su ayuda. En 1928, Ferragamo regresa a Italia.

Y en su obsesión por la perfección, reconoce a Florencia, cuna del Renacimiento, como su nuevo destino. Ahí encuentra todo tipo de artesanos de centenaria tradición y exquisita habilidad, a los que poco a poco va involucrando y aprovechando para lograr creaciones de enorme trascendencia combinándolos con las técnicas de producción industrial norteamericanas. Tan así, que en la década de los 40’s el 70% de las mujeres estadounidenses calzaba productos de Ferragamo.

Pero Salvatore murió, y la empresa quedó en manos de su viuda. ¿El fin?

¡De ninguna manera!

Ferragamo-Transicion al amparo familiar

SUCESIÓN

Wanda, 23 años menor que él, revela entonces una personalidad empresarial asombrosa. Y el apoyo que recibió entonces de todos los miembros de la familia fue crucial. Mucho más tarde, con 90 años a cuestas, todavía se le veía en las oficinas centrales de la empresa, atenta siempre a sus movimientos y vaivenes.

Y aunque el genio de Salvatore parecía muy difícil de relevar, esta mujer supo mantener a la familia unida en torno al negocio (sus hijos poco a poco se fueron incorporando en diversos puestos) y establecer reglas muy precisas de trato hacia todos los Ferragamo que participaran en la empresa: para evitar disputas, estableció un sistema de cargos mediante el cual todos los hermanos que laboraban juntos debían comunicarse unos con otros.

“A veces pensábamos que era injusta porque nos pagaba a todos lo mismo. Fuera cual fuera nuestro cargo y responsabilidad. Pero así consiguió que nos tratáramos como iguales. Mi madre resultó tener un gran olfato para los negocios”.

(Ferruccio Ferragamo, hijo del fundador)

DIVERSIFICACIÓN

Y la expansión llegó: ropa, bolsos, perfumes, telas, pañuelos o productos para hombre. El imperio Ferragamo llega en nuestros días hasta Hoteles de Lujo. El mundo cambiante exige eclecticismo, y los Ferragamo, en cuyos genes bulle el genio del fundador, no se han amedrentado ante los retos.

Manejada todavía con muchísimo cuidado por la Tercera generación (según las estrictas reglas de Wanda, solo tres de los nietos pueden trabajar en la empresa) hoy en día Ferragamo da cátedra de manejo en el tiempo: asesorados por la firma Ambrosetti, James Ferragamo lo resume en estas declaraciones:

“En los años noventa, nuestra familia tuvo largas conversaciones con Ambrosetti con un objetivo preciso y de mayor alcance: entender cómo estructurar la transición a la tercera generación… para limitar los daños”.  

(James Ferragamo, nieto del fundador)  

OTROS BLOGS SÚPER INTERESANTES

HERMES: ALTOS ESTÁNDARES DE CALIDAD

CAROLINA HERRERA: 40 AÑOS INMORTALES

VIETRI: HALLAZGO DE ÉXITO

FERRARI: MODERNO VELLOCINO DE ORO

KOCH INDUSTRIES: LOS HERMANOS MÁS RICOS

PROGRAMAS EMPRESARIALES PODEROSOS

ÉXITO EN LOS NEGOCIOS

TALLER DE PLANEACIÓN ESTRATÉGICA

ACELERACIÓN SECTORIAL

CURSO DE INNOVACIÓN Y DIFERENCIACIÓN

PROGRAMA DE LIDERAZGO Y COMUNICACIÓN

LOS LIBROS PREFERIDOS

LIBROS DE ESTRATEGIA: Estrategia Disruptiva

LIBROS DE ÉXITO PERSONAL: Abundancia Ilimitada

LIBRO PARA VENDEDORES: El gran libro de las mejores preguntas para vender – versión PLATA

LIBROS DE INNOVACIÓN: Innovación SNAP

LIBROS DE EMPRENDEDURISMO: El empoderamiento Emprendedor

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *