Hermes altos estandares de calidad

HERMES: ALTOS ESTÁNDARES DE CALIDAD

HERMES: ALTOS ESTÁNDARES DE CALIDAD

Nacido en Krefeld, Alemania, en 1801, Thierry Hermes abrió un taller en 1837 en el que producía y vendía monturas hechas a mano, bridas y otros artículos de cuero para equitación. A principios del Siglo XX, bajo la dirección de su nieto Emile Maurice, la empresa Hermes amplió sus operaciones más allá de su enfoque inicial en equipo de montar hacia bolsos de piel, equipaje y otros artículos como ropa lista para llevar y bufandas de seda.

La primera bolsa de viaje Hermes en 1925 fue un éxito mundial así como la firma de los cuadrados de seda Hermes carré lanzada en 1937. Al paso del tiempo, Hermes se convirtió en una marca mundial con ventas en América del Norte y del Sur, Rusia y Asia. Hoy en día es uno de los fabricantes de artículos de lujo más grandes y posiblemente más admirados del mundo, con unos 1.700 millones de euros en ingresos, ganancias de 300 millones de euros, 300 tiendas exclusivas y 8.000 empleados.

EL CRECIMIENTO DE HERMES

El crecimiento temprano y la diversificación de Hermes fueron exitosos porque la empresa se mantuvo fiel a los más altos estándares de calidad. Incluso hoy en día sus artesanos son seleccionados y entrenados “en casa” y en todo el mundo antes de que se involucren en la producción de artículos Hermes. Un artesano de Hermes pasará entre 18 y 24 horas cosiendo a mano una de las famosas bolsas “Kelly” o “Birkin”, con un detallado meticuloso, a menudo con sólo un puñado de hilos encerados, puliendo el cuero con ágata para darle un acabado mate, o brillante como el terciopelo. Los nuevos productos a menudo llevan el toque personal de los líderes de la empresa. Por ejemplo, Robert Dumas-Hermes dio nueva vida a la bolsa «Kelly» -un producto Hermes tradicional, rebautizado después de que una fotografía de Grace Kelly llevando uno de estos bolsos apareció en la revista Life- introduciendo nuevos colores y materiales.

Su hijo, Jean Louis Dumas, ayudó a inventar el bolso Birkin después de una conversación casual en un vuelo con la actriz Jane Birkin, quien se quejó de que necesitaba un bolso de tamaño mediano. Cuando le entregó uno a su puerta, él le informó: “Usted y Grace Kelly son las únicas mujeres en el mundo con bolsos de Hermes nombrados en su honor”. Otra indicación del prestigio de las marcas fue la decisión de Robert Dumas Hermes de detener la producción durante dos semanas en la década de 1970, cuando prácticamente no se recibieron pedidos. La proliferación de plástico y poliéster había bajado la demanda de artículos de cuero y seda. Sin embargo, la familia se negó a desarrollar productos hechos de materiales sintéticos, incluso cuando los críticos lo acusaron de perjudicar la línea de fondo aferrándose a prácticas y materiales obsoletos.

En palabras de su CEO en retiro Patrick Thomas, “de forma inequívoca, el rendimiento de Hermes se ha visto impulsado por la coherencia estratégica desde 1837, combinando una excelente creatividad y el trabajo artesanal, así como la determinación de nunca arriesgar el compromiso a largo plazo por un beneficio a corto plazo”.

CALIDAD QUE PREVALECIÓ

El nombre de Hermes es un activo familiar poderoso, sinónimo de calidad duradera y lujo. La familia se ha concentrado en la fabricación de productos de alta calidad durante casi dos siglos, y el nombre tiene un estatus único entre las principales marcas de lujo en el mundo. La naturaleza artesanal de la empresa se mantiene mediante una amplia producción en-casa. Por ejemplo, sus pañuelos de seda son hechos a mano con seda producida en las granjas Hermes en Brasil.

La contribución única de las familias consiste en mantener la fe en un modelo de negocio que prioriza la calidad superior y nunca compromete el lado de la artesanía. Este es el garante de su longevidad   -su participación continua garantiza que la calidad se mantendrá en el futuro-. En 2013, Patrick Thomas, CEO no-miembro de la familia, fue reemplazado por un miembro de la familia en un esfuerzo continuo por ampliar el valor de los activos familiares, una clara ilustración de la premisa de que la gestión familiar es más valiosa cuando esos activos son fuertes.

UN GRAN NOMBRE CON UN GRAN LEGADO

Hermes es una Estrella del Norte que ilumina el camino para las empresas de lujo de propiedad familiar. Las empresas de lujo son interesantes porque tienden a poseer activos familiares muy fuertes que a menudo se encarnan en el nombre y el patrimonio, como en este caso. Las categorías de productos de lujo incluyen relojes, bolígrafos, moda, automóviles, jets y barcos. Este enorme mercado, que estimó ventas en torno a los 222,000 millones de dólares en 2016, ha experimentado decenios de tremendo crecimiento, más recientemente en Asia y Oriente Medio. Dado que los productos de lujo ofrecen utilidad, así como Status social a los clientes, el nombre y el legado son activos de gran alcance, aportando un toque humano y Autenticidad. Para salvaguardar el nombre, las familias han comprendido la importancia de favorecer la calidad a largo plazo a expensas de las oportunidades rentables en el corto plazo.

OTROS BLOG SUPER INTERESANTES

WAL-MART: ACUERDO FAMILIAR DE ÉXITO

RAZONES PARA INICIAR U OPONERSE A UN CONSEJO FAMILIAR

¿POR QUÉ TENER UN CONSEJO DE FAMILIA?

REGLAS BÁSICAS DE LA REUNIÓN DEL CONSEJO DE FAMILIA

PROGRAMAS EMPRESARIALES PODEROSOS

PLANEACIÓN ESTRATÉGICA TOTAL

PROGRAMA DE PLANEACIÓN ESTRÁTEGICA PROFUNDO

PROGRAMA DE COMPETITIVIDAD EMPRESARIAL

CURSO DE ÉXITO EMPRESARIAL

CURSO DE METAS

LOS LIBROS PREFERIDOS

LIBROS DE GOBIERNO CORPORATIVO: Empresas y Familias que Perduran

LIBROS DE PLANEACIÓN ESTRATÉGICA: Planeación Estratégica TOTAL

LIBROS DE ESTRATEGIA: Estrategia Disruptiva

LIBROS DE EMPRENDIMIENTO: El emprendedor sin límites

LIBROS DE APRENDIZAJE: Lo que la gente lista sabe del aprendizaje

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *